Axon lanza el Fondo Next Technology Ventures, su segundo fondo de la estrategia de transferencia tecnológica e incubación

Este nuevo vehículo de la firma atiende a redoblar la apuesta lanzada en 2020 con el apoyo de diferentes corporaciones empresariales en el sector energético y de las utilities, donde el foco está puesto en el desarrollo de nuevas tecnologías, ya sean emergentes o que están actualmente bajo estudio, en el campo de la tecnología climática, energías renovables, sustentabilidad, ciudades inteligentes y economía circular.

Este vehículo viene a cubrir, por un lado, el gran hueco existente entre generación de nuevas tecnologías en los centros de investigación y el dinero disponible para su desarrollo; y por otro, la necesidad de inversión en transición energética para lograr las metas de sostenibilidad adoptadas por los firmantes de los Acuerdos de París, iniciativa encaminada a combatir el cambió climático y acelerar e intensificar las acciones e inversiones necesarias para un futuro sostenible con bajas emisiones de carbono. De hecho, según un reporte de las Naciones Unidas, para alcanzar dichas metas, las inversiones en materia de transición energética – que en 2021 fueron de 755 mil millones de dólares – deberían multiplicarse por tres hacia 2025 y, posteriormente, duplicarse hasta 2030 lo que da una idea del inmenso potencial de la iniciativa lanzada por la gestora.
Sectores como el de las energías renovables y el de movilidad, fuertemente impulsado por la inversión en vehículos eléctricos, son las verticales que hasta ahora han acaparado la atención de los inversores y han sido responsables, en gran medida, del 15% de crecimiento anual en las inversiones globales en transición energética que se ha observado en los últimos 5 años. No obstante, tecnologías emergentes como aquellas ligadas a la utilización de hidrógeno como fuente de energía, a soluciones de almacenamiento y a la investigación en nanopartículas y otros materiales sustentables – entre otras – han ganado terreno durante los últimos años y están llamadas a ser los motores de la transición energética.
Con este fondo, que se une a la familia de fondos enfocados en transición energética gestionados por Axon junto con el primer vehículo lanzado con una de las empresas de servicios públicos más grande de América Latina en el año 2020, la firma busca contribuir con el proceso de descarbonización a la vez que promueve la vinculación de la ciencia con la iniciativa privada y da un espaldarazo a los emprendimientos en etapa temprana. Además, gracias a la estrecha vinculación de la gestora con el ecosistema emprendedor, la academia a través de sus acuerdos con Universidades – como la Universidad de Sevilla -, de centros de investigación, así como con las compañías de servicios públicos, también conocidas como Utilities, y con otros jugadores industriales tanto locales como internacionales, se posiciona como un actor de relevancia en el financiamiento de nuevas tecnologías y su posterior aplicación en la industria para beneficio de la transición energética.
La ejecución de la estrategia de transición energética estará liderada por por Luis César Castañeda y Miguel Vallone y un equipo especializado y dedicado que llevan mas de 3 años ejecutando esta estrategia. Con los fondos recaudados se pretende tomar participación en hasta 30 compañías en estadios tempranos y acompañarlas durante su desarrollo.

Share this post